Te has puesto a pensar porqué unas personas tienen más éxito que otras?, ¿porqué unas personas son más felices que otras?, ¿porqué unas personas ganan más dinero y otras por más que trabajan, no lo logran?. Estas y otras tantas preguntas han hecho que una enorme cantidad de personas hayan dedicado 20, 30 años y mucho mas tiempo para encontrar las respuestas, explorando diversas areas como la psicología, la filosofía, la metafísica, las estadísticas, etc., Después de muchos estudios se llegaron a varias conlusiones que se interrelacionan unas con otras. Desconocer esto, definitivamente puede hacer que no podamos tener los resultados que deseamos.

controlLa idea principal es el Control. Cuanto control tenemos sobre nosotros mismos determina el tipo de vida y resultados que obtendremos. Cuando mejor van las cosas, sentimos que estamos  en control de los eventos que vivimos, cuando peor nos sentimos pareciera que la suerte no esta de nuestra parte y que la situación se va de nuestras manos, sintiendonos contraídos e inseguros.

¿Control de que? Podríamos decir con seguridad de las cosas que le dan dirección y exito a nuestra vida, por ejemplo, nuesta salud, que es algo en lo que practicamente casi nunca ponemos atención, salvo por pequeños periodos. Si nos sentimos mal, entonces le damos el control a otros, generalmente algún médico. Pero aquí hay una clave importante, cuando vamos a visitar a un médico, es porque nuestra salud está fuera de control y lo que hace él, es encargarse de la enfermedad que ahora presentamos. Despues de pasar la crisis, volvemos a nuestro sistema de hábitos que generan pérdida de la salud. Que sacamos de esto?, sencillo, si tu no controlas tu salud, los médicos se encargarán de tu enfermedad. Un ejemplo clásico sería, una mujer con quistes en la matriz, que es operada, le quitan los quistes y un par de años otra vez aparecen, ¿ porqué ?, Simplemente porque no hay control, en este caso de lo que come, siguiendo hábitos contrarios a una vida saludable. La persona con control, selecciona mejor, la persona sin control obedece a su naturaleza. El control es un asunto de la conciencia, el instinto es asunto de la naturaleza. Podemos ir en contra de nuestra naturaleza? Seguramente no, pero si podemos tomar conciencia y educarla.

Otro aspecto importante son nuestras finanzas, cuantos de nosostros estamos llenos de deudas, con las tarjetas hasta el full, viviendo del préstamo, gastando más de lo que ganamos, ¿porque? Nuevamente, falta de control. El control tiene que ver con educación, con información para elegir mejor. Poca información limita nuestras alternativas para elegir, mayor información, nos abre un abanico de posibilidades.

Donde comienza el control? esta pregunta es clave. No podemos controlar el exterior, no podemos controlar la crisis mundial, el abuso, la violencia; pero hay algo que la vida nos otorgó y el lo único que podemos controlar, esta es nuestra mente, es una verdadera bendición y si podemos controlarla, entonces tenemos el mayor poder, el de generar los cambios que deseemos. Como es posible esto? la clave esta en los pensamientos que tenemos contínuamente. En aquello que piensas constantemente crecerá.

Aqui cabría muy bien hacernos una serie de preguntas, en que pienso la mayor parte del tiempò?,  Piensas en crisis ?, piensas en tus problemas?, en tus miedos?, en conectarte a jugar o buscar con quien chatear un par de horas o más?,  que es lo que pasa por tu mente sin que tu quieras? ¿ se te viene una canción a tu mente desde temprano y está como un disco rayado en tu mente y no sabes porqué?. La respuesta es muy simple, falta de control.

Contrario a la ley del control esta la ley del accidente, donde todo sucede, como decía sabiamente Gurdjief, al hombre que no se conoce, todo le sucede. A ti te suceden cosas o tienes un proyecto de vida?.

Caso contrario con las personas que tienen objetivos, piensan en éxito, piensan en como obtener lo que quieren todo el tiempo, en su salud y bienestar, en su educación contínua, en su paz mental, en tener mejores relaciones, ganar más dinero, etc. La probabilidades de que tengan mejores resultados es enorme, a diferencia de aquel al que le suceden las cosas.

Resumiendo, al que le suceden las cosas, no tiene control o su conciencia aún no ha crecido lo suficente como para decidir una vida productiva  llena de logros y salud. El que tiene mayor conciencia, simplemente maneja su vida desde su mente, desde lo que piensa y desde allí es capaz de crear y realizar lo que se propone. Es una persona enfocada, de acción y que además hace muy bien lo que hace.

Algo más que quiero agregar es que en nuestra mente hay una gran fuente de posibilidades si sabemos manejarla, pero no es todo, el catalizador que lleva a los hechos concretos es la acción, sin ella todo se vuelve un sueño guajiro, como le sucede a los tontos emocionados que no van mas allá de imaginar. Muchas personas se quedan enganchadas en una vana ilusión alimentada por vendedores de sueños. Tal es el caso del secreto que se puso de moda hace un par de años y aún muchos esperan el éxito sin un plan concreto y un grupo de estrategias contundentes, es decir acción. Como bien dice Joel Barker, una visión de futuro puesta en marcha puede cambiar tu vida.

Les dejo un video alusivo que muestra claramente lo que le pasa a la gente ilusionada, sin acción.

Etiquetas:

Categoría: ConcienciaDesarrollo personalMultinivelNegocioSalud

Te gustó este artículo? Subscríbete a mi RSS feed and get loads more!