Independientemente de las pandemias que se ponen de moda periódicamente a través de los medios, de los piquetes de mosquitos, congestiones digestivas e infecciones diversas, existen cinco aspectos cotidianos que pueden afectar nuestra salud a mediano y largo plazo.
Mantenernos atentos a ellos y buscar las salidas más adecuadas nos puede ayudar a mantenernos alejados de la zona de riesgo. Es decir hacer caso omiso de ello puede contribuir a enfermarnos seriamente. Estos 5 factores son:

obeso1)      Comer en exceso. Alimentos importantes para la salud pero consumidos en exceso puede salir contraproducente. Grasa saturada, carbohidratos, proteínas. Por ejemplo, Harinas refinadas (pan galletas, etc.), leche de caja y no de vaca (dicho seas de paso, no la necesitamos).

Además del consumo excesivo de “artefactos” alimenticios, como las bebidas gaseosas, el azúcar, cereales de caja que dicen que tienen 7 vitaminas adicionadas (lo que no te dicen es que le quitaron 17 en el proceso), las frituras, embutidos, panqueques, palomitas con grasa adicional, nachos con grasa extra, grasas hidrogenadas.

2)      Deficiencias nutricionales. Independientemente de comer mucho y tener sus respectivos efectos, están las deficiencias, sobre todo de los micronutrientes y fibra.chatarra
Minerales importantes como el zinc que nuestro organismo utiliza para auto repararse, así como el buen funcionamiento de la próstata. Qué decir de los antioxidantes importantes para evitar el deterioro prematuro de nuestro organismo y prevención de enfermedades degenerativas.

3)      Contaminación. No solamente el aire está contaminado, también los alimentos lo están, no solo por las lluvias ácidas que caen sobre nuestros campos de cultivo, si no también sustancias químicas adicionadas para su crecimiento rápido, además de los pesticidas y sustancias “ligeramente tóxicas” como dicen sus etiquetas, que no solamente afectan a insectos, también lo hacen en plantas y la tierra donde las siguientes cosechas vendrán y de ahí a nuestras casas.
contaminacionOtro asunto que puede ser más serio de lo que pensamos, son las carnes con aditivos, como los que contienen los embutidos, jamones, salchichas (con sustancias de efecto carcinogénico que casi no puede leerse por la diminuta letra que se indica en los ingredientes), etc. Podemos también hacer mención de los antibióticos y hormonas que son aplicadas al ganado para su pronto desarrollo y mercadeo.

4)      Stress. El ritmo acelerado, las diferentes situaciones questress ameritan irritación del sistema nervioso. La angustia de tener algún familiar enfermo, la situación económica, deudas, acreedores encima, citatorios de abogados, etc. , son factores que consumen energía y por lo mismo, nutrientes importantes. Cuál será el efecto de una situación prolongada y cotidiana de este tipo de presiones? Cada quien podrá manifestarlo de manera diferente. Dolor de cabeza migraña, hipertensión, embolias, etc.

5)      Sedentarismo. La falta de ejercicio es otro factor vital para mantenernos actualizados en el asunto de la salud. Durante algún tiempo, sobre todo en nuestra juventud, nos manteníamos con muy buen ritmo en el ejercicio, trotábamos, jugábamos con amigos del barrio o simplemente salíamos a caminar al campo. Ese movimiento nos hacía sentir bien. Pero que pasó después?, la gran mayoría abandonó por diferentes razones, el trabajo, la familia, las responsabilidades, la falta de sueño, etc., solamente algunos continuaron con lo elemental, caminar.  Es muy importante que si hemos dejado de hacerlo, lo retomemos por nuestro bien. Ese puede ser un buen motivador para comenzar un cambio hacia prácticas más dinámicas como la mencioné en el artículo anterior.

sedentarismoMuchas personas, me escriben y me preguntan ¿Qué voy a comer? Y les contesto, todo lo demás, sobre todo que sepas que es saludable independientemente de ser consumible (no porque sea para consumo tienes que hacerlo).

Lee las etiquetas, infórmate, pregunta y esto te ayudará a tomar mejores decisiones que seguramente serán beneficiosas para ti y tu familia. Elige alimentos integrales y si son de origen orgánico mejor.

Nota importante: El equilibrio es la clave, de hecho un sinónimo de salud es equilibrio funcional. Hay que ir poco a poco y con paso firme. Algunas personas adoptan una postura extremista y rígida en cuanto a su idea de salud y hay que ir con cautela al respecto para no parecer un amante de la naturaleza e inflexible al mismo tiempo.

Conozco algunos personas que se jactan de naturistas pero su aspecto no es muy saludable, tanto corporal como anímicamente. Ojalá comprendas el valor del equilibrio y puedas disfrutar de los sabores de la vida sin quedar atrapado en ellos únicamente.

Un poco como dice el Dr. Sears, hay una zona saludable, pero no quiere decir que no puedas salir de allí de vez en cuando, solo recuerda regresar.

Etiquetas:

Categoría: Salud

Te gustó este artículo? Subscríbete a mi RSS feed and get loads more!